Situación de las carreras universitarias en España

Carreras universitarias, ¿vocación o salida profesional?

Hay muchas personas que deciden optar por las carreras universitarias más de moda del momento, otras se dejan llevar por sus inquietudes y eligen aquellas que siempre soñaron que harían. Cuando pasa el anticiclón de Selectividad, muchos empiezan a barajar los pros y los contras de decantarse por una carrera o por otra, mirando casi siempre las salidas profesionales. Si estás en esta situación, lo mejor será que ante todo hagas algo que te gusta y te llama la atención puesto que de nada sirve estudiar algo que te desmotiva. Es lógico que todos pensemos en qué pasará en el momento de acabar pero si sólo te centras en este aspecto no disfrutarás de la experiencia universitaria.

Las carreras universitarias del momento

Los estudiantes españoles lo siguen teniendo muy claro a la hora de decantarse por su futura profesión. Aunque las nuevas tecnologías han provocado que muchos se decanten por licenciaturas como Bioquímica, Traducción e interpretación, Administración y Dirección de Empresas o las ingenierías en Telecomunicaciones, la Informática o la Aeronáutica todavía hay muchos que no se andan con rodeos y estudian las ya míticas Medicina o Derecho. De este modo, todas estas carreras universitarias se han ido colando en los últimos años en el top ten de las carreras más demandadas en España, la mayoría de ellas gracias a las considerables salidas profesionales que tienen.

¿Qué sucede en España con las carreras universitarias?

Desde hace unos cuantos años ir a la Universidad se ha convertido en algo habitual al contrario de lo que sucedía anteriormente. Ahora es raro aquel que no decide licenciarse o diplomarse y opta por la Formación Profesional. Esto ha desembocado en una gran eclosión de universitarios que ahora no encuentran trabajo puesto que la oferta es menor que la demanda. Por ese motivo, el nuevo Gobierno de España ha decidido que en los próximos años se va a potenciar más la FP puesto que las empresas requieren ahora mismo más titulados en Formación Profesional que universitarios. Además, con este objetivo, también han decidido subir considerablemente las tasas de las carreras universitarias en busca de bajar el número de estudiantes.

Anuncios

Pros y contras de la universidad a distancia

Cuando te planteas estudiar en una universidad a distancia, normalmente, es porque quieres compaginar los estudios con el trabajo, con otros estudios o porque no resides en el lugar donde se imparte la carrera o el master que quieres hacer. Antes de tomar la decisión de empezar unos estudios en la universidad a distancia debes tener en cuenta las ventajas y desventajas de este tipo de estudios. Estas fueron las que me plantee yo antes de empezar:

Las ventajas de estudiar a distancia:

–         Organización libre del tiempo: El hecho de estudiar en una universidad a distancia me permitía tener un trabajo con el que ganar dinero y pagar mis gastos. A la vez que estudio puedo trabajar. Las opciones presenciales que mire tenía que ir a clase toda la mañana o toda la tarde. Y la verdad, no hay muchos trabajos que sean sólo de media jornada, así que era difícil que me lo pudiera compaginar. Además, también puedo ver a mis amigos y estar con mi familia cuando quiero porque soy yo la que me organizo el tiempo, no tengo que estar limitada por un calendario.

–         Personalización de los contenidos: La universidad a distancia también se caracteriza por darte más libertad para escoger las asignaturas. No tienes porqué terminar un curso en un año, tú puedes ir cogiendo las asignaturas que te vayan mejor según el tiempo que tengas.

–         No tener que desplazarme: Otro aspecto importante era que no me tengo que desplazar para ir a clase. Yo, por ejemplo, vivo en una localidad pequeña cerca de una ciudad e ir cada día a la universidad me supondría perder por lo menos dos horas sólo en desplazamientos. Estudiando en la universidad a distancia ese tiempo lo dedico que hacer ejercicios o repasar apuntes.

Las desventajas de la universidad a distancia:

–         No tener el apoyo de los profesores: Antes de empezar la universidad a distancia pensaba que no iba a tener el apoyo de los profesores y todo lo contrario. Están disponibles siempre que les hago una consulta y la comunicación es constante.

–         No relacionarme con los compañeros: Es cierto que no hay un contacto directo con los compañeros pero en cada asignatura hay un foro en el que compartimos dudas y el aprendizaje es mucho más colaborativo.

Blog de WordPress.com.