Las nuevas tecnologías, aliadas de la universidad a distancia

Universidad a distancia, la alternativa académica

La sociedad ha considerado habitualmente que aquellos que optan por la universidad a distancia, son aquellos que no han sido capaces de entrar en la de toda la vida. Asimismo, son muchos los que estiman que la calidad de este tipo de formación es mucho más inferior a la presencial ya que no tienes la figura de un profesor al que recurrir en caso de tener algún problema. Sin embargo, quienes piensan así se equivocan, pues en los últimos años se ha producido un gran auge de las matriculaciones de carreras universitarias a distancia, fruto de las nuevas tecnologías y de las ventajas que ofrece en comparación con la universidad tradicional.

¿Por qué decantarme por la universidad a distancia?

Los principales estudiantes de carreras universitarias a distancia coinciden en argumentar que una de las mayores ventajas que tiene es la capacidad de organizarse el tiempo de estudio tal y como ellos quieran. Quienes se decidan por esta modalidad académica pueden compaginar sus estudios con el trabajo u otras actividades, que no podrían realizar si eligiesen la universidad presencial. Además, también permite a los alumnos crear comunidades en las que el apoyo y la colaboración son esenciales. Junto a estas ventajas de la universidad a distancia, sobresale la capacidad que tienen estos estudiantes de superación y esfuerzo pues se fomenta la autoformación del alumno.

Una universidad a distancia más fácil con las nuevas tecnologías

En la actualidad, decidir estudiar a distancia es mucho más fácil gracias a las nuevas posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Los alumnos ahora pueden tener acceso más rápidamente y de forma instantánea a todo el material de las asignaturas sólo con conectarse a Internet, sin que sea un impedimento el lugar en el que se encuentran o del tiempo que dispongan. Además, uno de los aspectos más criticados de esta formación, la complicada relación profesor-alumno, se ha visto solventado gracias a las distintas formas de comunicación online que existen en estos momentos y que puede ponerlos en contacto en el caso de que el alumno quiera resolver algún inconveniente. Por estas razones, la universidad a distancia ha ido ganando estudiantes que han decidido apostar por una formación distinta pero de igual calidad.

Anuncios

Situación de las carreras universitarias en España

Carreras universitarias, ¿vocación o salida profesional?

Hay muchas personas que deciden optar por las carreras universitarias más de moda del momento, otras se dejan llevar por sus inquietudes y eligen aquellas que siempre soñaron que harían. Cuando pasa el anticiclón de Selectividad, muchos empiezan a barajar los pros y los contras de decantarse por una carrera o por otra, mirando casi siempre las salidas profesionales. Si estás en esta situación, lo mejor será que ante todo hagas algo que te gusta y te llama la atención puesto que de nada sirve estudiar algo que te desmotiva. Es lógico que todos pensemos en qué pasará en el momento de acabar pero si sólo te centras en este aspecto no disfrutarás de la experiencia universitaria.

Las carreras universitarias del momento

Los estudiantes españoles lo siguen teniendo muy claro a la hora de decantarse por su futura profesión. Aunque las nuevas tecnologías han provocado que muchos se decanten por licenciaturas como Bioquímica, Traducción e interpretación, Administración y Dirección de Empresas o las ingenierías en Telecomunicaciones, la Informática o la Aeronáutica todavía hay muchos que no se andan con rodeos y estudian las ya míticas Medicina o Derecho. De este modo, todas estas carreras universitarias se han ido colando en los últimos años en el top ten de las carreras más demandadas en España, la mayoría de ellas gracias a las considerables salidas profesionales que tienen.

¿Qué sucede en España con las carreras universitarias?

Desde hace unos cuantos años ir a la Universidad se ha convertido en algo habitual al contrario de lo que sucedía anteriormente. Ahora es raro aquel que no decide licenciarse o diplomarse y opta por la Formación Profesional. Esto ha desembocado en una gran eclosión de universitarios que ahora no encuentran trabajo puesto que la oferta es menor que la demanda. Por ese motivo, el nuevo Gobierno de España ha decidido que en los próximos años se va a potenciar más la FP puesto que las empresas requieren ahora mismo más titulados en Formación Profesional que universitarios. Además, con este objetivo, también han decidido subir considerablemente las tasas de las carreras universitarias en busca de bajar el número de estudiantes.

Pros y contras de la universidad a distancia

Cuando te planteas estudiar en una universidad a distancia, normalmente, es porque quieres compaginar los estudios con el trabajo, con otros estudios o porque no resides en el lugar donde se imparte la carrera o el master que quieres hacer. Antes de tomar la decisión de empezar unos estudios en la universidad a distancia debes tener en cuenta las ventajas y desventajas de este tipo de estudios. Estas fueron las que me plantee yo antes de empezar:

Las ventajas de estudiar a distancia:

–         Organización libre del tiempo: El hecho de estudiar en una universidad a distancia me permitía tener un trabajo con el que ganar dinero y pagar mis gastos. A la vez que estudio puedo trabajar. Las opciones presenciales que mire tenía que ir a clase toda la mañana o toda la tarde. Y la verdad, no hay muchos trabajos que sean sólo de media jornada, así que era difícil que me lo pudiera compaginar. Además, también puedo ver a mis amigos y estar con mi familia cuando quiero porque soy yo la que me organizo el tiempo, no tengo que estar limitada por un calendario.

–         Personalización de los contenidos: La universidad a distancia también se caracteriza por darte más libertad para escoger las asignaturas. No tienes porqué terminar un curso en un año, tú puedes ir cogiendo las asignaturas que te vayan mejor según el tiempo que tengas.

–         No tener que desplazarme: Otro aspecto importante era que no me tengo que desplazar para ir a clase. Yo, por ejemplo, vivo en una localidad pequeña cerca de una ciudad e ir cada día a la universidad me supondría perder por lo menos dos horas sólo en desplazamientos. Estudiando en la universidad a distancia ese tiempo lo dedico que hacer ejercicios o repasar apuntes.

Las desventajas de la universidad a distancia:

–         No tener el apoyo de los profesores: Antes de empezar la universidad a distancia pensaba que no iba a tener el apoyo de los profesores y todo lo contrario. Están disponibles siempre que les hago una consulta y la comunicación es constante.

–         No relacionarme con los compañeros: Es cierto que no hay un contacto directo con los compañeros pero en cada asignatura hay un foro en el que compartimos dudas y el aprendizaje es mucho más colaborativo.

Sistema de aprendizaje en una universidad a distancia

Emprender estudios universitarios a distancia, tiene sus características particulares, que difieren de los modelos tradicionales de la educación. Trataré de explicarles cuáles son los principales rasgos que conseguiremos cuando empecemos una universidad con modalidad a  distancia.

La característica básica y central del sistema de aprendizaje a distancia en una universidad es la separación temporal y espacial entre el profesor y el estudiante durante la mayor parte del tiempo. Hay una excepción en este aspecto y son las tutorías.

Existe una universidad, igualmente a distancia, que da soporte y estructura, para la planificación y preparación de los materiales didácticos, además para proporcionar apoyo al estudiante. Igualmente que las universidades convencionales, las universidades a distancia imparten el aval académico por igual en títulos oficiales.

El estudiante que emprende una carrera profesional a través de una universidad a distancia, además de aprender sobre la profesión que decide, aprende a elaborar y utilizar una amplia gama de recursos o medios con fines educativos, todos especialmente pensados para el aprendizaje a distancia. Estos recursos ayudan a suplir la clase presencial tradicional, porque cuando estudias en una universidad a distancia cuentas con materiales didácticos  de apoyo, materiales audiovisuales y los recursos digitales que se han incorporado recientemente gracias a los avances en la tecnología.

La comunicación bidireccional es una de las características de la universidad a distancia más atractiva para los estudiantes, en vista de que estos últimos pueden mantener una retroalimentación de la comunicación que mantienen con sus profesores y tutores. Además la universidad a distancia también obliga a que estudiantes utilicen otro tipo de recursos que los lleven a una comunicación multidireccional, como los campus virtuales.

Estudiar en universidad a distancia, como estudiante cuentas con un sistema de apoyo basado en el concepto de tutoría, o guía al alumno a distancia a lo largo de su proceso de aprendizaje. Esto es especialmente característico de los estudios a distancia donde se cuenta con el apoyo de programas, los contenidos y la evaluación, la red de Centros Asociados brinda al alumno la posibilidad de tener, de forma voluntaria, el apoyo, la orientación y guía de tutores a lo largo del curso para la mayoría de las asignaturas.

Para complementar la educación, las universidades a distancia también ofrecen la posibilidad de programar encuentros presenciales regulares entre tutores y alumnos, y ocasionalmente pueden ofrecer encuentros entre los profesores y los alumnos con actividades directamente en la universidad.

Hay que destacar especialmente el rol que el estudiante debe asumir cuando asiste a una universidad a distancia, porque en un sistema de aprendizaje universitario a distancia el estudiante debe ser más proactivo y autónomo, requiere más dedicación y menos seguimiento por parte de los profesores.

Universidad a distancia, una pequeña historia

La universidad a distancia, aunque pueda parecer lo contrario, no es una
modalidad educativa nueva. Parece que con toda la eclosión de las nuevas
tecnologías todo tenga que ver con Internet y no es así. Incluso parece que
sin ordenadores no se pueda estudiar a distancia. Como decía, nada más
cerca de la realidad.

Una de las primeras universidades a distancia fue la Universidad de
Sudáfrica. Esta universidad a distancia lleva ofreciendo su servicio desde
nada más y nada menos que el año 1946, ¡anda que no quedaba para la
eclosión de Internet en casa! En el Reino Unido la universidad a distancia
más grande es la Open University, fundada en 1969. Si nos centramos
en nuestro país, la Universidad Nacional de Educación a Distancia, más
conocida como UNED, inició su andadura en 1973.

¿Y cómo se estudiaba en la universidad a distancia?

Muy sencillo. La característica principal de la universidad a distancia es que no hace falta
desplazarse a ningún centro para aprender. Esto abría la posibilidad de
estudios a gente a la que le era imposible dejar el trabajo para estudiar o
bien vivía lejos de una universidad y no podía trasladarse.

Cuando un alumno se matricula en una universidad a distancia, el centro lo
que hace es enviar los materiales necesarios al alumno por correo. Libros,
ejercicios, textos, anteriormente cintas de audio, después CDs, más tarde
Vds… Todos los soportes que pudiera necesitar el alumno le era enviado.
Actualmente también se usa Internet, el correo electrónico, los blogs y los
archivos pdf.

La universidad a distancia no implica una nula relación con profesores.
Existe la figura del tutor, una persona que se pone en contacto contigo,
que es el representante de la universidad a distancia, que resuelve
cualquier duda que puedas tener y que actúa de puente entre ti y la propia
universidad a distancia. Además hay algunas enseñanzas en las que tienes
que acudir al centro para hacer algún test o examen o para hacer alguna
tutoría presencial.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.